martes, 16 octubre, 2018
Portada > Actualidad > ¿Te gustaría frenar la miopía de tu hijo?

¿Te gustaría frenar la miopía de tu hijo?

La Terapia Refractiva Corneal (CRT) también conocida como ortoqueratología, es un proceso sofisticado, no quirúrgico, que corrige poco a poco y moldea la córnea mientras tu hijo duerme para eliminar o reducir la miopía o astigmatismo.

Gracias a las lentes de contacto CRT, puedes ayudar a tu hijo a frenar la miopía. Son fáciles de poner y sólo se usan por la noche, mientras tu hijo duerme. No altera la estructura del ojo por lo tanto es una alternativa fantástica para disfrutar de buena visión durante todo el día sin gafas ni lentillas, además de conseguir frenar la miopía.

Son lentes de contacto rígidas, permeables al oxígeno y están diseñadas exclusivamente para cada ojo. Este efecto dura todo el día y va desapareciendo paulatinamente hasta que el ojo vuelve a su estado original en unos días. Se distingue de la cirugía láser porque no altera la estructura del ojo, por lo tanto es una alternativa fantástica sin riesgos para la visión de tu hijo.

La CRT es el único método para tener una visión perfecta sin usar gafas, lentillas o cirugía y está especialmente indicado para niños y niñas a partir de los 6 años de edad (no superando las 6 dioptrías de miopía con o sin astigmatismo hasta 1,75), ya que es el método más eficaz de prevención de la miopía, al ralentizar su crecimiento.

La miopía puede tener consecuencias si no se controla

A día de hoy, con los estudios realizados a este respecto, la estadística es tal que si el niño de 10-11 años, tiene una miopía leve, existe una probabilidad del 11,2%, de que a la edad de 20 años tenga miopía magna (6 dioptrías o más); y una probabilidad del 2,3% de que con el tiempo adquiera una discapacidad visual (para las niñas esta probabilidad es 1,6 veces más alta). La miopía magna es la causa de ceguera más frecuente entre los afiliados de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos de España).

Muchos padres desconocen que la miopía si no se controla y supervisa, puede aumentar y derivar en serios problemas de visión pero, sobre todo, no saben que es posible prevenir su crecimiento. Las gafas y las lentillas corrigen la visión del niño, limitan su libertad y, sobre todo, no tienen ningún efecto preventivo.

La miopía progresa entre los 6 y 17 años: esos 11 años son la única posibilidad de intervenir en este proceso.

Sus ventajas son ideales para miopes:

  • Ralentización en la miopía en niños: Estudios científicos avalan su efecto positivo en la ralentización en la miopía en niños (método usado desde hace más de 20 años, tanto en EEUU como en Europa)
  • Visión nítida, y libertad para practicar deportes
  • Elimina la necesidad de utilizar lentillas durante todo el día
  • No es un tratamiento permanente, como la cirugía láser

El primer estudio científico realizado en España acerca de la eficacia de estas lentes fue desarrollado por el especialista en Contactología Avanzada, César Villla. Tras un minucioso estudio del efecto de estas lentes en personas jóvenes en un periodo de 6 meses, el doctor en óptica y optometría llegó a la conclusión de que la técnica de ortoqueratología en terapia nocturna con lentes CRT produce una calidad visual óptima que conlleva un grado de satisfacción alto en pacientes de hasta 4,75 dioptrías de miopía. Así mismo, otros estudios llevados a cabo por el doctor han concluido afirmando que estas lentes frenan el progreso de la miopía en adolescentes, convirtiéndose así en un método eficaz que garantiza el control de la miopía, evitando el desarrollo de más dioptrías durante su crecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *