jueves, 29 octubre, 2020
Portada > + Deporte > SOS RUGBY GALLEGO

SOS RUGBY GALLEGO

Capitanes gallegos«Habrá rugby en Galicia»

El mes septiembre se presentaba como el más crítico de la historia del rugby gallego al llegar el inicio de la temporada 2015-2016 y no contar con ningún seguro médico que cubra a los deportistas; Un requisito obligatorio para poder participar en las diferentes competiciones, tanto nacionales como regionales.

Tras un verano de constante trabajo, las ofertas recibidas por la Federación Galega de Rugby son inasumibles para los clubes que se ven obligados a suspender su actividad. Tanto la Federación Española como el Consejo Superior de Deportes no ofrecen ninguna solución a los clubes afectados alegando que es una competencia de la FGR. Si no se encuentra una solución a corto plazo, se pueden suspender la ligas regionales y, por consiguiente, impedir que los clubes de categoría nacional (Vigo RC y CRAT) puedan competir en DHB y DHF. Es más, se teme que las actuales campeonas de España no puedan defender su título en la presente temporada.

La vida del rugby gallego se encuentra en peligro y todo el esfuerzo y trabajo invertido en la evolución de este noble deporte hasta el momento, se puede caer por tierra. Tanto desde los clubes como desde la Federación Galega se hace una llama de auxilio por un precio razonable para un seguro médico que debe asumir cada jugador.

El principal problema que se encuentra en nuestra comunidad es el elevado precio de la sanidad privada con respecto a otras regiones; mientras que las aseguradoras gallegas tienen que hacer convenios con los hospitales privados, en otros sitios de España tienen clínicas propias y resulta más barato. El problema afecta a cerca de 800 jugadores gallegos, todos aquellos mayores de 16 años, ya que hasta esa edad están cubiertos por el seguro Xogade.

La DHB da comienzo el 20 de septiembre pero los equipos del Vigo RC y CRAT se ven obligados a aplazar los encuentros, así como ya habían suspendido partidos amistosos programados anteriormente. Una semana más tarde, coincidiendo con la 2ª jornada de División de Honor B los clubes tienen que tomar la misma decisión, viendo cada vez más lejos la expulsión de ambos equipos de la liga. La ayuda que les ofrecen desde la Federación Española se limita a la devolución de los 12.000 euros de inscripción por cada equipo en caso de no encontrar una solución y tengan que abandonar la competición. Desde la Federación Galega se desconocen precedentes de clubes que hayan quedado sin competir por circunstancias parecidas. La Xunta también trata de ayudar y no debería permitir que se paralice el rugby en Galicia. Mientras tanto, los jugadores siguen entrenando voluntariamente sabiendo que no existe un seguro que les cubra cualquier posible lesión.

A escasos días de la 3ª jornada, 2 y 3 de octubre, aparece la ansiada solución. Las condiciones acordadas con la aseguradora no son del todo satisfactorias pero es la mejor encontrada hasta el momento. Cada deportista debe pagar 316€ en concepto de seguro médico y además una franquicia de 200€ cada vez que tengan que disponer del servicio, intentando de este modo evitar el mal uso del seguro y no aumentar la siniestralidad.

Desde los clubes, tratan de llegar a un acuerdo con alguna clínica para que hagan un precio especial a sus jugadores y buscan patrocinadores que ayuden a pagar el sobrecoste de las licencias.

Publicado por Más deporte https://www.facebook.com/pages/M%C3%A1s-deporte/1435740183388057?fref=ts con la colaboración de www.saludymedicinahoy.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *