lunes, 30 noviembre, 2020
Portada > Artículos > Pilates: antes, durante y después del embarazo

Pilates: antes, durante y después del embarazo

julio Centro PilatesCada vez son más en todo el mundo los seguidores de esta técnica, personas que desean un estilo de vida saludable. El método Pilates implica una educación corporal completa en la que se trabaja el organismo como un todo, se realiza en un ambiente relajado y siempre bajo la supervisión de un experto.

Es muy técnico y la correcta realización es más importante que el número de repeticiones. Los movimientos son muy controlados, conscientes y coordinados con la respiración. Es importante controlar la parte inferior del tronco que funciona como una faja que rodea la zona lumbar y abdominal y permite que el cuerpo se mueva de manera equilibrada evitando posturas perjudiciales. Todos los movimientos se inician y se sostienen desde esta zona. La respiración es fundamental y mejora la capacidad pulmonar y la circulación sanguínea. Debe ser lenta y continua buscando un óptimo intercambio gaseoso que favorece la oxigenación tisular.

Los beneficios son numerosos y queremos saber cómo funciona en mujeres que quieren quedarse embarazadas, lo están o ya tienen un bebé. Para ello preguntamos a Mª Luisa Aldao, profesora certificada de la PMA que con doce años de experiencia impartiendo Pilates ha trabajado con muchas embarazadas y ha sido madre recientemente.

Si una mujer que practica Pilates se queda embarazada ¿debe renunciar al mismo o basta con que adapte el ejercicio a su nuevo estado?

Salvo que surja alguna alteración por la que su médico especialista se lo indique, no. No debería renunciar a practicarlo, especialmente si lleva tiempo haciéndolo. Es más, actualmente se sabe que ciertos ejercicios controlados (como las movilizaciones y las basculaciones pélvicas) favorecen el asentamiento del feto.

¿Existen ejercicios contraindicados para las embarazadas?

Si. De manera general, a medida que pasan los trimestres de gestación, se presentan una serie de restricciones que nos obligan a modificar o a sustituir algunos ejercicios.

Pero, al margen de ello, debemos  personalizar al máximo las clases. Hay embarazadas que en su primer trimestre presentan mareos, debilidad o malestar repentino y otras se encuentran espléndidas, sin ninguna molestia. Algunas, en su tercer trimestre presentan un dolor muy común: ciática, y otras, no. Por tanto, las adaptaciones que hará su profesor deben ser diferentes en cada caso.

¿Existen ejercicios especialmente indicados para ellas?

Si. Además de las movilizaciones y basculaciones de la cintura pélvica ya mencionadas, debemos incluir un buen trabajo de respiración y de suelo pélvico. Ambos son muy convenientes, no solo para la embarazada sino también para la salud del feto.

¿La práctica del Pilates es una actividad favorecedora del parto?

Si. Es un acondicionamiento en el que aprendes a sentir y a trabajar con la musculatura implicada en el parto y a trabajar muy bien con la respiración.

En el postparto, ¿existe un tiempo mínimo para retomar la práctica del Pilates?

Normalmente es suficiente con respetar la cuarentena, pero recomendamos que sea su ginecólogo quien le dé el alta para volver.

¿Puede ayudar el Pilates en la recuperación del cuerpo de la mujer tras el parto?

Si y mucho. En la recuperación del suelo pélvico, en evitar o controlar las incontinencias, en el cierre de la línea alba y en la recuperación de su espalda.

¿Es compatible la lactancia materna con la práctica del Pilates?

Totalmente; no solo compatible, sino recomendable. Y esto lo digo por experiencia propia. Las posturas mantenidas adoptadas en la lactancia o cuando nos sacamos leche, junto con todas las sobrecargas que recibe tu espalda en esta época, hacen que te encuentres molida. Practicar Pilates te liberará de excesivas tensiones y hará que te sientas mucho mejor.

¿Consideras más beneficioso el Pilates que otra clase de ejercicios para la mujer embarazada?

Si. Porque se tienen muy en cuenta las características de cada embarazada, por el importante trabajo realizado sobre el suelo pélvico, porque es de muy bajo impacto, está controlado y es muy poco lesivo.

Consulta a tu médico tus dudas. Busca un centro adecuado en el que puedas trabajar con buenos profesionales, ya que es muy importante que el experto sea titulado y esté pendiente de tus posibilidades reales (han surgido varias asociaciones de ámbito internacional para proteger la correcta transmisión del método Pilates original). Resulta imprescindible el consejo de un buen asesor que evite complicaciones innecesarias y permita alcanzar todos los beneficios de esta técnica.

Carmen Reija López/ Farmacéutica Colegiada

http://misconsejosparatusalud.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *