Personal de enfermería: “estoy aquí para ayudarte”

misuca-webEl sistema actual de salud ordena por ley las profesiones sanitarias y planifica así los recursos humanos con los que cuenta.

Resulta necesario conocer las características de cada una de estas actividades para mejorar así la eficacia de los servicios, tanto desde la perspectiva profesional como para potenciar como usuarios la calidad de estos servicios.

En el resumen 2012 de la Xerencia de Xestión Integrada de A Coruña se cifran en 6.843 los recursos humanos con los que cuenta: 19’9% es personal facultativo sin MIR; 46’6% personal sanitario no facultativo; 22’3% persona no sanitario; 5’7% personal empresas concertadas; 4’8% residentes y un 0’8% resto de personal.

Entre ese 46’6% de personal sanitario no facultativo se encuentran los profesionales de Enfermería.

Misuca Garrido y Celia Fernández ejercen esta profesión desde hace décadas y en la actualidad ocupan puestos de gestión en sus respectivas áreas: control de calidad y hospitalización, ambas en el CHUAC.

Se manifiestan enamoradas de la enfermería, de poder cuidar de manera activa a las personas. Tienen muy claro que para cuidar hay que estar uno al lado del otro; tanto el que cuida como el cuidado se benefician de una misma situación. Nos muestran que una bondad de la enfermería es que te permite crecer como profesional y como persona.

A diario conviven con situaciones difíciles y saben de primera mano lo buena que es la gente en estas circunstancias. Las dos coinciden en que esta profesión les ha dado mucho más de lo que han dado.

La enfermería, en la salud y en la enfermedad

El profesional de enfermería cuida en cualquier sitio y en cualquier situación. Si la situación es de salud, para prolongarla y mantenerla y si es de enfermedad, para ayudar al paciente a recuperarla y, si no es posible, a enseñarle a convivir con las limitaciones que la enfermedad permita.

Todo al servicio del paciente

La Estrategia Sergas 2014 encaja minuciosamente el trabajo del personal de enfermería ya que éste siempre ha tenido su atención puesto en las personas. Por ello, la enfermería es una de las grandes bazas para conseguir la atención centrada en el paciente.

El trabajo del profesional de enfermería

En atención primaria tienen consulta autónoma para la salud y sus propios programas dirigidos a diversos grupos de población: mujeres en edad menopáusica, pacientes polimedicados… Este personal informa y consulta y lo más importante; capta pacientes. Reivindican el papel del personal de enfermería activo, que se acerca a sus pacientes dentro de la comunidad donde viven y destacan  la importancia de poder ayudar a formar al cuidador principal de los familiares enfermos o limitados.

Desde los cuidados de enfermería se atiende a los pacientes a nivel integral y se intenta dar respuesta a todas sus necesidades: físicas, sociales,  emocionales e incluso espirituales y por eso se atreven a hablar de un Hospital magnético, tanto para el profesional como para el paciente.

El aspecto espiritual y psicológico tiene una importancia fundamental en su trabajo diario. Por ello desde el primer momento el personal de enfermería busca formación en estos campos,  para saber cómo afrontar el duelo, las emociones…

Modelo de enfermería del CHUAC

El modelo de enfermería del CHUAC está basado en necesidades humanas, identificadas según la pirámide de Maslow.

El punto de partida es reconocer a todos y cada uno de los pacientes. Incluso al que supone un reto, el que tiene mucha información sobre su enfermedad. El trabajo durante décadas como enfermeras enseña que no hay pacientes difíciles, sino incapacidades propias para resolver situaciones. El paciente demanda información, soluciones y como profesionales tienen que saber dar respuestas. Esta forma de hacer es diferente al sistema paternalista con el que convivieron hace años. Hoy en día el paciente dice qué necesita y el profesional se lo da. Se trata de decidir junto al profesional que es lo mejor y cumplir juntos esos objetivos. Esta es la nueva revolución en la manera de hacer del personal sanitario.

La capacidad de sufrimiento es infinita

La capacidad de sufrir, de aceptar, es fantástica. La mayoría de las personas sacan lo mejor de sí mismas cuando están en una situación de enfermedad. A lo largo de los años han vivido muchas situaciones en las que quien sufre es un ejemplo y una fuente de aprendizaje para todo el que tiene alrededor.

Han visto personas dando lo mejor de sí mismas durante todo el proceso de enfermedad, hacia ellos mismos, hacia el personal sanitario y hacia sus familias y allegados.

La cara del personal de enfermería

Estoy aquí para ayudarte. Cada vez que una enfermera entra en contacto con un paciente es para lo que está, tanto si éste está sano como si está enfermo. Esto es lo grande de poder cuidar. Un paciente puede esperar todo del personal de enfermería.

El trabajo diario en el hospital

Una supervisora organiza el trabajo diario de una unidad. Cuando un paciente ingresa lo recibe personal de enfermería que evalúa sus necesidades durante la estancia en el hospital. El trabajo es mantener su autonomía en todo  lo posible, y cuando no lo es, suplirlo. Para ello se realizado, junto a la agenda de medicación que prescribe el médico, un plan de cuidados. Los turnos se organizan entorno a este concepto por el que se guían enfermeras y auxiliares.

Cuando no existían las nuevas tecnologías este plan se escribía en una hoja rosa donde se registraba a mano la historia clínica de cada paciente. La diferencia hoy es que estos datos se pueden rescatar en beneficio del paciente y con la absoluta seguridad de que no se pierde nada.

Activos ante la salud

El principal interesado por cuidar la salud somos todos y cada uno. Los profesionales sanitarios te pueden ayudar pero hay que huir de ser pacientes pasivos. Sabemos qué tenemos que hacer: no fumar, hacer ejercicio, no tomar alcohol, no abusar de las grasas… pues a hacerlo.

Misuca y Celia dicen que se avecinan magníficos tiempos para la enfermería, más aún cuando la formación de las nuevas generaciones es de primera…

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *