jueves, 29 octubre, 2020
Portada > Actualidad > Los gallegos son los españoles con la vista más cansada

Los gallegos son los españoles con la vista más cansada

presbiciaLos gallegos son los españoles con la vista más cansada, en el sentido de que un 42,7% de los habitantes de Galicia padece presbicia frente al 36,6% de la población del resto de España.

Este defecto visual, también conocido como presbicia, es un problema inevitable asociado a la edad y que, más tarde o más temprano, “todos terminaremos padeciendo”.

Se estima que, en la actualidad, el 65% de la población de más de 45 años lo sufre, una cifra que aumenta al 95% cuando se superan los 55 años. “La media de edad de la población gallega supera a la media de edad del resto de España, por eso hay más gallegos en edad de padecer presbicia”, señala el Dr. José Luis Mendoza, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Los orensanos (un 48,3% de la población) y los lucenses (un 48% de la población) son los gallegos más propensos a padecer vista cansada frente a los coruñeses (un 42,4% de la población) y los pontevedreses (un 39,4% de la población). A pesar de estas cifras, sólo el 12% de las personas que padecen vista cansada saben que este problema tiene una solución quirúrgica segura y eficaz.

La presbicia o vista cansada se produce cuando, debido al paso de los años, el cristalino (la lente natural del ojo humano) va perdiendo su elasticidad y con ello su capacidad para enfocar las imágenes (acomodación), lo que nos impide ver correctamente los objetos cercanos. Esta pérdida de elasticidad no ocurre “de golpe”, sino que empieza a partir de los 40 o 45 años y se va reduciendo progresivamente durante unos 10 años, hasta perderse por completo. Una vez llega la presbicia, el uso de gafas se va a haciendo cada vez más necesario hasta que llegan a resultar imprescindibles.

Afortunadamente, hoy en día existen soluciones muy efectivas para corregir la presbicia. Por un lado, los oftalmólogos cuentan con una técnica de visión multifocal, que consiste en sustituir el cristalino del paciente por una lente intraocular multifocal, y es una solución definitiva que tiene magníficos resultados. Además, existe otra opción que consiste en corregir el problema con láser (visión combinada). Esta técnica es similar a la utilizad para corregir la miopía y gracias a ella se mejora mucho la visión intermedia y próxima.

Ambas técnicas tienen como finalidad poder alcanzar un grado de visión adecuado para la vida cotidiana, y eliminar la dependencia del paciente de gafas y lentillas. La ventaja adicional de la cirugía intraocular es que posibilita, en la misma intervención, tratar otros defectos asociados, como la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo e, inclusive, las cataratas”, concluye el experto de Clínica Baviera. Estos tratamientos son ambulatorios (no precisan hospitalización) y el tiempo de recuperación es rápido. Será el oftalmólogo quien, de forma personalizada, decida qué técnica es más adecuada para cada paciente.

Fuente: Clínica Baviera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *