Las lesiones más frecuentes en accidentes de tráfico

Mujer ilesa en un accidente de tráfico. Foto: www.caranddriverthef1.com

Mujer ilesa en un accidente de tráfico. Foto: www.caranddriverthef1.com

La Dirección General de Tráfico quiere elevar el límite de velocidad de 120 a 130 km/h en ciertos tramos de autopistas y autovías. ¿Qué debemos tener en cuenta para proteger nuestra salud si se implanta la medida?

Domingo Delgado, miembro de Saluspot y de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS), y médico cirujano traumatólogo en la Consulta Dr. Domingo Delgado de la Clínica Ruber Internacional, explica que lo más importante es tener precaución al volante para que, sea a 120 o a 130 km/h, evitemos resultar lesionados en un accidente de tráfico.

1. ¿Qué partes del cuerpo suelen resultar más afectadas en accidentes automovilísticos producidos por exceso de velocidad?

Las partes que suelen resultar más afectadas, dependiendo de la gravedad del accidente, suelen ser la columna cervical (latigazo cervical) y la zona del tórax (traumatismo torácico).

2. Hablando de lesiones específicas, ¿cuáles son más frecuentes en cada parte del cuerpo?

El lugar que ocupa cada pasajero en el vehículo puede condicionar las lesiones sufridas. Es decir, que el conductor será más propenso a lesiones como fractura de muñecas, lesiones cervicales, traumatismos torácicos y faciales. Por otro lado, el copiloto tiene más probabilidades de sufrir lesiones de rodilla por traumatismo directo con salpicadero así como lesiones cervicales. Si lo analizamos por partes del cuerpo, a modo de resumen, podríamos tener las siguientes lesiones:

• Columna cervical: latigazo cervical.
• Miembros superiores: fracturas de muñecas.
• Miembros inferiores: lesiones de rodilla.

3. ¿Y las lesiones más graves en cada parte del cuerpo?

En caso de accidentes más graves podríamos hablar de lesiones en un nivel más interno como:

• Traumatismo craneoencefálico severo con afectación del sistema nervioso central y traumatismo de columna vertebral con sección medular.
• Traumatismo torácico con rotura de los grandes vasos y afectación de la vía aérea.
• Traumatismo abdominal con rotura de órganos (bazo, hígado principalmente).
• Traumatismo pélvico con posible fractura de pelvis.
• Traumatismo de extremidades con amputación de las mismas o fracturas abiertas.

4. ¿Corren más riesgo los motoristas? ¿Están más expuestos a alguna lesión en particular?

Partimos de la base de que, en el caso de los motoristas, su elemento final de protección en caso de accidentes es su propio cuerpo. Por lo tanto, sí podemos decir que corren más riesgos de sufrir lesiones en caso de caída o impacto. De ahí la importancia de una buena protección por fuera del cuerpo como es el casco, las chaquetas y los pantalones —con refuerzos en zonas de alta exposición—, los guantes, etc. Las lesiones más comunes que suelen sufrir los motoristas suelen ser:

• Lesiones de miembros superiores e inferiores (fracturas abiertas, amputaciones o semiamputaciones).
• Traumatismos torácicos y abdominales.
• Traumatismos craneoencefálicos.

5. ¿Qué tipo de tratamientos deben seguirse para curarse de estas lesiones?

Si hablamos de una fractura, mi equipo y yo somos partidarios de la rehabilitación avanzada y de las cirugías mínimamente invasivas en los casos en los que la lesión lo permita y dependiendo de la gravedad de la misma (puede o no conllevar una intervención quirúrgica). Si fuera necesario, completaríamos el tratamiento con un programa avanzado de rehabilitación y la posibilidad de aplicación de medicinas regenerativas como los PRP (Plasma Rico en Plaquetas), que suelen reducir los tiempos de recuperación. En el caso del latigazo cervical, lo más indicado es el tratamiento analgésico y fisioterapia.

6. ¿Qué hábitos debemos adoptar para evitar este tipo de lesiones, ya seamos conductores o pasajeros?

Lo mejor es respetar las medidas de seguridad y de circulación, así como usar el sentido común, ya que muchas veces nos exponemos a situaciones de alto riesgo sin motivo alguno. Los accidentes de tráfico ocurren en cuestión de segundos y muchas veces esos segundos conllevan un precio muy alto que puede durar para toda la vida.

7. ¿Influye la velocidad a la que se desplaza el automóvil en la gravedad de las lesiones?

Sí, claro que influye. La fuerza o la potencia de un impacto no es más que la masa por la aceleración. A mayor velocidad, la gravedad de las lesiones es mayor. Lo mejor es respetar los límites de velocidad y las normas de circulación. Recomendación del doctor.

8. ¿Cuáles son las pautas de actuación ante un accidente de tráfico?

En un accidente de tráfico hay que hacer una valoración global inicial para determinar la gravedad del estado de las personas implicadas. En el caso de que se trate de un paciente grave o politraumatizado deben seguirse unas normas o directrices para controlar su estado de salud, las cuales se definen con las siguientes siglas: A.B.C.D.E.
• A. Control de la vía aérea y columna cervical.
• B. Ventilación del paciente (aparato respiratorio).
• C. Circulación y control de hemorragias. Valorar pulsos y que el sistema circulatorio esté funcionando.
• D. Evaluación neurológica.
• E. Exposición y proteger al paciente del entorno, con medidas como colocarlo en una zona segura y evitar infecciones.

 

One comment

  1. Felicidades por el artículo. Si se me permite complementarlo desde una óptica “legal”, indicar que si sufre un accidente de tráfico los gastos hospitalarios y de asistencia no están cubiertos por la seguridad social, por lo que deberá acudir a un centro concertado con la compañía de seguros del vehículo en el que viajaba. En este sentido es importante reseñar que estos centros asistenciales deberán solicitar autorización al departamento de siniestros de su aseguradora para poder realizarle las pruebas y tratamiento pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *