lunes, 18 febrero, 2019
Portada > Uncategorized > La importancia de los centros de día en el Daño Cerebral Adquirido

La importancia de los centros de día en el Daño Cerebral Adquirido

Adaceco (DCA)

El centro de día de la asociación de daño cerebral adquirido de A Coruña (ADACECO) nació hace siete años con la intención de cubrir las necesidades de los usuarios/as y de sus familias. Sus objetivos principales son dos. El primero, servir como un centro de día rehabilitador para las personas afectadas de daño cerebral adquirido (DCA). El segundo, permitir a las cuidadoras y cuidadores, tener un espacio para disfrutar de su ocio o simplemente de un momento de descanso.

El centro de día permanece abierto tanto en horario de mañana como de tarde, permitiendo a los usuarios acudir de forma continuada o en días alternos. Se ofrece un cuidado y atención integral a las personas afectadas por DCA y se integran multitud de disciplinas ofreciendo un  tratamiento rehabilitador, actividades complementarias, ocio terapéutico, estimulación cognitiva y de relación social. Como explica la coordinadora del centro de día, Elena Caneiro, “las actividades planteadas están encaminadas a conseguir los objetivos planteados”. Estos objetivos son marcados por los distintos profesionales de ADACECO y varían dependiendo de las necesidades de cada usuario.

La jornada en el centro de día comienza con la lectura de la prensa y marcando el día en el calendario. “Con esta actividad se consigue orientar en tiempo y espacio y al mismo tiempo se trabaja la memoria, recordando las noticias leídas en el día anterior”. A esta actividad le siguen talleres de laborterapia o repostería, entre otros, con los que se trabajan diferentes aspectos como la estimulación cognitiva o las habilidades sociales. “Hay talleres muy variados y muy dinámicos: orales, visuales, auditivos… para conseguir que estén siempre activos”. Incluso en los momentos de descanso, como explica Elena, “se intenta que continúen activos y que se relacionen con los profesionales y con otros usuarios”.

Mejorar las habilidades sociales es uno de los objetivos principales en el centro de día. Precisamente por ello, las actividades son planteadas en grupo. “Muchas veces hay alteraciones de la conducta y se pierden habilidades sociales. Los talleres grupales permiten trabajar en el respeto al otro, respetar los turnos y mejorar sus relaciones”. Para las personas con más dificultades o aquellas que presentan un trastorno en el habla o lenguaje, “se emplean instrumentos como los pictogramas” para favorecer la comunicación.

El ocio terapéutico es una de las claves para mejorar la autonomía de las personas con daño cerebral adquirido. “Cuando podemos hacemos salidas de ocio, visitamos algún museo, damos un paseo o simplemente nos sentamos en una terraza a tomar un café, charlar y comentar lo que vemos”. Según cuenta Elena, “muchas personas no tienen esa opción de disfrutar del ocio” y estas salidas sirven también para continuar trabajando en los objetivos individuales como el manejo del dinero, la orientación y “ayudan a mejorar la vida diaria de estas personas ayudándolas a relacionarse”.

Para las familias y en especial para las cuidadoras, habitualmente mujeres, la opción del centro de día, les permite disfrutar de un tiempo para sí mismas. “Es habitual que la familia se vuelque cuando hay un pariente afectado de DCA y que su tiempo de ocio disminuya”. Recuperar ese tiempo de ocio y de descanso, permite “al cuidador estar bien para poder atender a su pariente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *