martes, 23 abril, 2019
Portada > Actualidad > “La comunicación entre el  dentista y los médicos que tratan su fibromialgia debe ser fluida”

“La comunicación entre el  dentista y los médicos que tratan su fibromialgia debe ser fluida”

Fibromialgia y salud bucal

La sintomatología de la fibromialgia, así como los tratamientos empleados para disminuir el dolor o reducir la ansiedad pueden tener consecuencias en la salud bucodental de las personas con fibromialgia. Así lo explica el dentista Pablo Varela, que asegura que es primordial que el dentista conozca los problemas médicos “para comprenderlos y poder buscar la mejor solución para los mismos”

¿Cómo afecta la fibromialgia a la salud bucodental?

Las diferentes causas que se relacionan con la aparición de los síntomas de la fibromialgia y de sus trastornos asociados, nos llevan a relacionar sin ninguna duda la aparición de posibles enfermedades en la boca: caries, hipersensibilidad dentinaria, enfermedad periodontal y trastornos de la oclusión y de la articulación temporomandibular. Asociados a su vez a las consecuencias de las diferentes medicaciones que se emplean para tratar la enfermedad y otros trastornos relacionados con ella, como la depresión o la ansiedad.

¿Qué relación hay con el bruxismo?

El bruxismo es un hábito que consiste en apretar y frotar los dientes de las arcadas, generalmente durante el sueño. Es un hábito presente en un porcentaje relativamente grande de la población, del 10 a 20 %, afectando a todas las edades. La intensidad y las veces que aparece están relacionadas con el aumento del stress y de la ansiedad, por lo que en pacientes con fibromialgia asociada a estos problemas y que previamente desarrollasen el hábito del bruxismo, podrían aumentarse los episodios del mismo, y agravarse las consecuencias negativas de su aparición, ya que en estos casos además de aparecer durante el sueño, puede aparecer de manera inconsciente cuando el paciente está despierto.

El bruxismo puede causar daños en las estructuras de los dientes, como desgastes, perdida de estructura dentaria, afectación del nervio con dolor… También puede causar dolor en las articulaciones de la mandíbula y en los músculos masticatorios, que en pacientes con fibromialgia podrían aumentar los episodios dolorosos en esas estructuras faciales.

Algunas pacientes se quejan de oclusión bucal, ¿qué es y cómo afecta?

Es una especie de agarrotamiento muscular que se produce por una contracción muscular intensa e involuntaria, normalmente como respuesta al dolor o a estímulos que lo desencadenen, como un esfuerzo masticatorio, la apertura excesiva de la boca, morder uñas o hilos de costura. Se traduce en un impedimento para abrir la boca lo suficiente, con lo cual el paciente no es capaz de introducir alimentos en trozos en la boca, y tiene que comer todo muy blando, en pedazos pequeños o incluso triturados durante un tiempo, porque no es capaz de masticar correctamente, por la contracción muscular que padece

¿Puede el dolor orofacial derivar en problemas digestivos?

La masticación es el primer proceso de la digestión de los alimentos, por lo que si el dolor orofacial impide realizar una correcta masticación, la digestión de los alimentos se verá alterada y con la persistencia del problema, traerá consecuencias a medio o largo plazo en la salud del paciente, ya que como dice la famosa frase “somos lo que comemos”, y si no somos capaces de masticar y alimentarnos bien, con el tiempo acarreará un empeoramiento de las enfermedades del paciente

 

¿Qué consecuencias tiene la ingesta continuada de medicamentos para la salud buco dental?

Principalmente la aparición del Síndrome de boca seca, debido a que los tratamientos para la ansiedad y el dolor van afectando muy negativamente a las glándulas que segregan líquidos en todo el cuerpo, como las lágrimas en los ojos y las glándulas salivales, entre otras muchas. La saliva que hay en la boca se va reduciendo cada vez más, lo que acarrea muchos más problemas buco dentales asociados. Los medicamentos que se administran de manera crónica pueden interaccionar negativamente con otros tratamientos puntuales para tratar problemas médicos u odontológicos, Es muy importante que la comunicación entre el  dentista y los distintos médicos que tratan su fibromialgia sea fluida y completa, para coordinar correctamente los tratamientos en beneficio de la salud del paciente. Muchos pacientes son a veces reticentes a contar o relatar sus problemas médicos en la consulta dental, pero el dentista es el primer interesado en conocerlos para comprenderlos y poder buscar la mejor solución para los mismos. La confianza entre el paciente y el dentista es esencial.

 

¿Qué es la xerostomía y por qué se produce?

La xerostomía es un proceso patológico que consiste en la atrofia o degeneración severa de la función de las glándulas salivales. Esto se traduce en una reducción progresiva de la cantidad de la saliva que debería haber en nuestra boca. Muchas veces es irreversible. Cuando es grave o avanzada, también afecta a la composición de la saliva, ya que aumenta la cantidad de proteínas y sales minerales en proporción a la cantidad de agua que se segrega, por eso el paciente nota la boca “pastosa”. Al estar poco hidratada la mucosa oral, suelen aparecer lesiones por rozamiento en la lengua, carrillos, encías del suelo de la boca y del paladar. Son muy dolorosas y a menudo se asocian a úlceras crónicas e irritaciones, que si son graves y persistentes hacen muy difícil la ingesta de alimentos, el poder llevar una dentadura postiza en contacto con la encía, e incluso lesiones en los dientes por caries o alimentos ácidos, ya que se pierde el efecto protector que la saliva realiza en los mismos.

La xerostomía se produce por muchas causas, pero las principales son la pérdida de función que se produce el envejecimiento, y como efecto secundario de los tratamientos que reducen la actividad de las glándulas, y que principalmente son los que se emplean en la ansiedad, la depresión, los relajantes musculares, y la radioterapia, principalmente.

 

¿Cuáles son las recomendaciones para una correcta salud buco dental en pacientes defibromialgia, sensibilidad química múltiple y fatiga crónica?

Las principales recomendaciones son el cepillado correcto de los dientes después de cada comida, empleando para ello cepillos eléctricos o manuales, si se hace correctamente. Emplear pastas fluoradas con agentes anti-bacterianos, y en casos de hipersensibilidad dentaria, agentes desensibilizantes. Además emplear cinta o hilo dental para limpiar entre los dientes al menos una vez al día, o en su caso cepillos interdentales o irrigadores. También es muy recomendable emplear colutorios, que el dentista recomendará para cada caso, ya que pueden ser específicos para el tratamiento de algún problema o el correcto mantenimiento de la salud oral del paciente.

Es también muy importante que el paciente acuda a revisiones periódicas al menos cada 6 meses, para prevenir la aparición de cualquier enfermedad o síntoma relacionado con la fibromialgia y sus enfermedades asociadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *