lunes, 23 septiembre, 2019
Portada > Actualidad > “La carga social de las enfermedades reumáticas es muy importante”

“La carga social de las enfermedades reumáticas es muy importante”

La sociedad ha popularizado el término reuma para hablar de aquellos procesos de dolor en las articulaciones. Sin embargo, esta palabra no existe para definir ninguna enfermedad en el vocabulario médico. “El nombre históricamente viene de un concepto griego y probablemente ese uso en la sociedad provenga del SXIX del uso de conceptos generales donde había reumas y gota, gota reumática o gota nasal, que era una especie de gripe “apunta el doctor Jenaro Graña, reumatólogo.

Existe una gran cantidad de enfermedades reumáticas con sintomatología muy diferente. Entre los dos grandes grupos encontraríamos “los procesos artrósicos o artríticos” y aunque su incidencia es alta entre la población existe todavía mucho desconocimiento en la sociedad.

Dentro de enfermedades reumáticas, hay confusión entre artrosis y artritir, ¿Qué las diferencia?

La definición y diferencia entre un proceso artrósico y uno artrítico ha varíado mucho, incluso en artrosis ya no hablamos sólo de desgaste. Hay que hablar de diferentes tipos, la artrosis del pulgar, cervical, lumbar, cadera, rodilla o juanete son enfermedades genéticamente distintas. Hay varios tipos de artrosis y muchos tipos de artritis. La artritis es proceso inflamatorio de la articulación con múltiples causas y nombres, artritis psoriásica, artritis reumatoide, lupus… La diferencia fundamental para saber si hay un proceso artrósico o artrítico en una articulación es la inspección y palpación. La articulación artrítica suele estar roja y caliente al contrario que la artrosis. La articulación artrítica normalmente esta blanda y la artrósica está dura, se caracteriza por un intento de curación por parte del hueso en que se produce un crecimiento óseo.

Hay también la creencia de que afecta sólo a gente mayor, ¿es así?

Las artritis, inflamatorias o autoinmunes tienen una base genética y dependiendo de la carga genética puede empezar a una edad u otra. Lo más frecuente es la aparición en mujeres adultas jóvenes 25-40 años. Tienen también su parición juvenil antes de los 16 años. Hay presencia poco frecuente pero notable de artritis ideopática juvenil con alguna variedad que se puede considerar una enfermedad rara. Hay otro grupo de enfermedades que tienen un pico en la edad pediátrica, las autoinflamatorias monogénicas.

¿Cómo se consigue un diagnóstico temprano?

Para la artritis reumatoide o la ideopática juvenil, el diagnostico precoz es fundamental para el pronóstico del paciente. Si se inicia pronto el tratamiento se puede conseguir la curación o remisión. El retraso del diagnóstico ya viene desde que el paciente nota la molestia hasta que acude al médico. Dependiendo de los sistemas de salud hay sitios donde se puede acceder rápido al médico de familia y este tiene que estar bien entrenado y reconocer estos síntomas. Tenemos un protocolo de derivación rápida al reumatólogo con un compromiso de atención entre 2-4 semanas. Lo ideal sería al día siguiente pero con la sobrecarga asistencial no es posible. Es un grupo de enfermedades que no son de las más reconocidas. La carga social de las enfermedades reumáticas es muy importante, cuando se miran bajas, carga familiar, repercusión económica y gastos de la enfermedad es muy alto más que otras enfermedades.

¿Se puede hablar de tratamientos específicos por enfermedad y paciente?

Cada vez se avanza más hacia la medicina personalizada. Cuando tengamos más recursos diagnósticos podremos identificar mejor a los pacientes y no hablar del tratamiento de artritis reumatoide sino del tratamiento de determinada artritis reumatoide en función de cada paciente. Ahora mismo es difícil se individualiza pero en función de otros factores. A medida que se conocen mejor las dianas terapéuticas y se producen medicamentos con base biológica, hay tratamientos específicos para cada artritis que actúan mejor.

¿Es posible la prevención?

Sabemos que el tabaco activa unos péptidos en el pulmón que tienen una relación importante con la aparición de la artritis reumatoide. En las otras artritis a nivel ejercicio, comidas no hay ninguna recomendación especial que pueda prevenir. Para artrosis hay una parte relacionada con el peso muy importante, parece que la obesidad puede facilitar no la aparición sino tener una peor enfermedad inflamatoria tanto artrosis como artritis ya que la grasa favorece un estado inflamatorio crónico del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *