miércoles, 14 noviembre, 2018
Portada > Actualidad > El Dr. Albaina habla del cáncer de mama y el riesgo de padecerlo a edades tempranas

El Dr. Albaina habla del cáncer de mama y el riesgo de padecerlo a edades tempranas

IMG_20140414_230110Entrevistamos al Dr. Luis Pablo Albaina Latorre un especialista en patología mamaria del Hospital Abente y Lago para que nos tranquilice sobre las posibilidades de sufrir cáncer de mama.Cada vez hay más preocupación entre las mujeres por sufrir esa enfermedad que parece que todos conocemos por personas de nuestro entorno. Pero ¿Qué riesgo real hay de padecerla? ¿De qué factores depende? ¿Hay una edad para empezar? Todo nos lo responde el doctor Luis Albaina.

-¿Qué riesgo hay de padecer cáncer de mama antes de los 30 años?

El riesgo es bajísimo. El mayor pico de pacientes con cáncer de mama esta en torno a 65 años de manera que cuanto más joven es la mujer menor es la posibilidad de padecer cáncer de mama, por no decir que es excepcional.  El riesgo se va incrementando con la edad pero lo que aumenta el riesgo en la mujer joven, son los antecedentes familiares; familiares de primer grado con cáncer de mama o bien el que algún pariente directo masculino tenga cáncer de mama ya que el cáncer de mama en el varón es excepcional. Solo se da en uno de cada 100 casos.

Es un riesgo de sufrir lo que llamamos cáncer de mama heredofamiliar. Y tiene en cuenta el cáncer de mama y ovario.

–          ¿Son dos enfermedades que suelen ir a la par?

No tiene por qué darse a la vez, ni los dos al mismo tiempo. Pero en el caso del cáncer heredofamiliar, las mutaciones que lo causan, aumentan la posibilidad de tener los dos tipos de cáncer; el de mama y el de ovario.

A estos pacientes con riesgo alto de sufrir cáncer de mama se les ofrece una cirugía de prevención de riesgo. El caso más típico es el de Angelina Jolie, que decidió extirparse ambas mamas con reconstrucción posterior y este caso tiene repercusiones; una parte negativa porque colapsa un poco el sistema y otra positiva porque conciencia a la gente de la enfermedad y de las intervenciones.

–          ¿Qué otras alternativas hay, aparte de la cirugía, para la prevención en estos pacientes jóvenes de alto riesgo?

Pues hay una alternativa que es la quimio prevención una alternativa antihormonal a largo plazo, pero que no se puede mantener siempre y en último caso un seguimiento muy próximo. Este sistema de seguimiento no sería propiamente una alternativa de prevención por que no previene la enfermedad sino que solo la detecta cuando ya esta ahí.

-¿Realmente ese seguimiento es la opción por la que optan más personas no?

Depende de las circunstancias. No es lo mismo una mujer joven que está esperando para formar una familia, que prefiere esperar a tener sus hijos para hacerse la cirugía, que una mujer que ya no quiere tener más hijos y que opta por la cirugía en ese momento. También hay que tener en cuenta que la cirugía opta por prevenir pero el seguimiento no previene sino que detecta la enfermedad cuando ya ha comenzado.

–          ¿Y ese seguimiento en que consiste exactamente?

Lo que hacemos es un seguimiento mixto. Alternamos a partir de una edad mamografías con resonancias. Lo llamamos estudio sándwich porque cada seis meses hacemos una prueba.  Aunque hacemos una mamografía y una resonancia cada año, vamos alternando las pruebas como las rebanadas de un sándwich, así que es un seguimiento muy próximo, pero no hay que equivocarse; no previene, solo detecta.

No quiero decir que haya que operarse, lo que hay que saber es si uno está dentro del grupo de alto riesgo o no. Porque si no lo que pasa, es que los pacientes creen que por tener un familiar de primer grado con cáncer, tienen alto riesgo y eso no es así. Si una mujer de cada ocho va a tener cáncer de mama durante toda su vida, pues es muy frecuente tener un familiar con cáncer de mama. Eso no quiere decir tener alto riesgo.

–          ¿En el caso de las personas que no tengan alto riesgo de sufrir cáncer de mama, cuál sería la mejor opción para prevenir?

La cirugía es una buena opción para pacientes con alto riesgo pero la mejor opción radica en tratar al paciente de manera especializada. Hay que ver primero lo que desea la paciente, el riesgo que tiene etc. En el caso de las personas que no tienen alto riesgo no tienen mucho sentido extirpar las mamas por intranquilidad. Cualquier cirugía de mama hoy en día es valorada por un comité del hospital donde se decide muy minuciosamente la necesidad y la idoneidad de la intervención y las alternativas para cada caso.

–          ¿El procedimiento será más sencillo si los pacientes acuden regularmente a su médico a informarse y a hacerse revisiones no?

No es necesario tampoco iniciar un seguimiento intensivo desde temprana edad. Son necesarios seguimientos ginecológicos especialmente a partir de una edad avanzada pero a veces los médicos y los propios medios de comunicación generan demasiada intranquilidad.

Que haya pacientes jóvenes que sufran cáncer de mama no significa que haya que hacer un seguimiento desde edad temprana. Lo que hay que hacer es separar a esas pacientes de riesgo alto o moderado y estudiarlas. Pero eso no justifica que todas las mujeres no siendo enfermas las convirtamos en pacientes y deban hacerse estudios. Esto trae de por si varios inconvenientes, como la intranquilidad, la realización de pruebas para proporcionar tranquilidad (que no son inocuas) y luego un coste elevadísimo.

Antes se ponía mucho énfasis en la exploración mamaria, se explicaba en folletos pero sí que es bueno explicarle a las pacientes cosas sencillas, que se acuerden, que no suponga seguir un manual, sino consejos como: cuando te duches pasa la mano por tu pecho. Si notas un bulto acude al médico. Si notas secreción espontánea, te manchas la ropa y es solo en un pecho consulta a tu médico y si notas que la piel tira hacia dentro acude a tu médico. Son consejos sencillos que pueden ser signos de alarma. Por lo demás hay que tranquilizar a las mujeres.También es diferente a la hora de notar los signos, dependiendo del tipo de fisonomía de la mujer y del tipo de piel.

–          ¿Y que comportamiento y hábitos que se dan entre los jóvenes de hoy en día podrían contribuir a provocar la aparición del cáncer de mama?

Pues una mala alimentación por ejemplo. Las mujeres obesas son más propensas a sufrir cáncer. El tabaco favorece el cáncer también.

–          ¿Qué hábitos  se recomiendan  para prevenir el cáncer?

Pues una vida sana. Es cierto que los hábitos de vida de hoy en día no favorecen ni facilitan un tipo de vida con una alimentación saludable ni tiempo para hacer ejercicio, pero sin duda es la opción más fácil pero conservar la salud.En Galicia tenemos la menor tasad e cáncer de mama de España

–          ¿Eso puede ser porque tenemos un estilo de vida más saludable?

¡Tal vez! No lo sé pero es probable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *