miércoles, 27 enero, 2021
Portada > + Deporte > Correr en cinta vs correr al aire libre

Correr en cinta vs correr al aire libre

corriendo-en-cinta-de-correrAmbas modalidades son correctas pero dependiendo de las condiciones climáticas o la época del año es mejor una u otra. En el caso de salir de una lesión se aconseja reiniciar la práctica deportiva en una cinta para controlar mejor la velocidad y la intensidad del entrenamiento con una superficie menos agresiva. Es de suponer que las características del corredor podrán influir: a mayor profesionalidad se decantarán por correr al aire libre y en caso de aficionados con falta de tiempo preferirán correr en una cinta en el gimnasio.

Ventajas de correr en cinta

  • Es menos agresivo: la superficie amortiguada crea menos tensión en las rodillas y los tobillos. Es ideal para la recuperación de lesiones en el tren inferior.
  • Habitualmente, las cintas llevan programas en su computadora que valoran la intensidad, la duración, la inclinación, el ritmo, las calorías y los kilómetros.
  • En épocas de mucho frío o calor, correr en el interior es más agradable y nos permite seguir entrenando.
  • Se trata de un terreno regular y se requiere menor esfuerzo muscular y control del equilibrio.
  • Es útil en la iniciación de un corredor para valorar la técnica de la zancada.

Desventajas de correr en cinta

  • Es monótono y aburrido, aunque muchas cintas disponen de televisor.
  • Al correr se precisa mayor solicitud de la musculatura isquiotibial (flexora), pues las piernas solo mantienen la estabilidad y no necesitan ejercer la fuerza de propulsión.
  • Se consumen menos calorías.
  • Se limita la zancada y los movimientos de los brazos.

Ventajas de correr al aire libre

  • Se puede disfrutar de la variedad visual del paisaje.
  • Se produce una mayor ingesta de oxígeno.
  • Se suda más y se gastan más calorías, pues un terreno irregular obliga al equilibrio del cuerpo utilizando mas músculos.
  • Se requiere mayor hidratación.

Desventajas de correr al aire libre

  • La dureza y las inclinaciones del suelo pueden provocar sobrecargas en las articulaciones del tobillo y de las rodillas. Sobre todo en los corredores con desalineaciones en las extremidades inferiores.
  • Los desniveles provocan sobrecargas en la cintura lumbar.
  • Es más difícil correr en condiciones extremas de frío, nieve, calor sofocante, etc.

 

Dr. Joaquim Pusoda

especialista en cirugía ortopédica y traumatología

y miembro de la comunidad médica de Saluspot

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *